Archive for the “Hablemos De Cáncer” Category

Tengo un okupa alojado en el colón con media pata en la vagina y coleguitas instalados en el hígado.

¿Cómo podría ignorar algo que ha decidido envenenar mis adentros?

 

Hablo con mi tumor.

No me queda más remedio.

No se piensa dormir ni ir.

Sabe que no lo pueden echar de ahí y eso, le hace fuerte… A veces.

 

Lo puedo atacar sin pactar.

Lo puedo atacar pactando.

Matarlo… En ello estamos.

 

Para mí, la situación es muy sencilla.

Es un okupa.

Pienso que tiene bastante sitio cómo para convivir conmigo “al máximo pero sin pasarse” (Gran lección que aprendí en el Teatro de La Escucha), porque Él sin mí, no es nada y si a Él le mola el rollo de okupar y a mí el del Vivir, así que he llegado a la conclusión que soy su media naranja.

 

Llevo 7 meses sin quimio.

7 meses pactando.

7 meses viviendo ¡Viviendo!

Aunque de vez  en cuando Él susurra, por ahí detrás…

Entonces cierro los ojos, pongo la palma de mi mano a la altura del cóccix, recordándole que se está pasando, que baje los humos porque no por chincharme, conviviremos mejor.

 

Lo dejé a su puta bola y se tomó unas libertades que ya quisieran otros tumores.

Los niveles subieron de 19 a 87.

 

No queda otro remedio que poner de nuevo sobre la mesa los pactos pactados y refrescarnos mutuamente la memoria ya que me he dado cuenta que cuando le ignoro, se encela y me recuerda que ahí está y no me olvide de ésta realidad.

 

Me siente demasiado bien.

No le gustó mi cambio de mi alimentación,,.

Ni mi vuelta a la playa después de sus ya 2 años de okupación.

Ni que ya no viajan para venir a cuidarme, mimarme… Hoy viajo yo.

Y es que a Él, una vez instalado, no le gusta el ajetreo, le gusta sentir su morada en posición horizontal, sofatera….

Así que ni pa ti ni pa mí.

 

Dejaré de viajar unos meses.

Me quedaré tranqui creando mis portavelas… Y sofá cuando toque, no se vaya a emocionar.

Saltaré menos rocas hasta encontrar una laja bien lisa donde tomar el sol oyendo rugir la mar y me iré a tumbarme en una hamaca de la playa y pese al entorno turístico, me perderé ya casi sola en la puesta de sol, mi mano sobre mi vientre y le preguntaré:

“¿A que así no estamos tan mal?”

No lo tiene claro.

Yo tampoco.

Él sabe que es un okupa.

Yo, la okupada…

 

Pero quizás porque ya estamos los dos cansados, cuando se pasa, le recuerdo su peor pesadilla… Volver a instalarme cada 15 días en el sillón del veneno bueno…

Agacha la cabeza.

Se calla pese a saber, que también es la peor de mis pesadillas.

 

Hoy vi al oncólogo como cada 15 días… Flipamos los dos. El okupà se está calmando… Y me sugiere o más bien suena a pregunta:

“¿Dos pastillitas al día de quimio?”

Y yo le contesto lo que él ya sabe:

“ Ya sabes que soy una cañera… Las medias tintas no me van. Así que o le damos caña de la buena o na”

Se ríe:”Hasta dentro de 15 días pues”.

 

Y es que aunque es un secreto, brindé el año nuevo por : ”¡Este año me curo!”

 

SSSSsssshhhhttttt

No vaya a ser que me arreé jejejejeje

Comments 8 Comments »

atardecer en el golfo

atardecer en el golfo

Cuando las palabras son retenidas por los adentros

No hay labios que pronuncien lo que tan adentro, sin palabras, está.

Silencio.

Oigo silencio…

Y mis adentros que aúllan en silencio.

 

Me duele ese grito que no sale.

Me duelen mis adentros.

Y no hay labios que puedan aullar tanto silencio…

Ni palabras para aquí, definir lo que a grito en mí, desea salir desde tan adentro.

 

Y miro éste sol que en nada, resbalará en los adentros de la mar que aúlla voz en grito y no puedo dejar de pensar en aquella Dama Blanca que, a ella, se la llevó en silencio, mar adentro.

Me gustaría tener esa suerte cuando Ella venga a buscarme…

Poner mis manos en las palmas de las suyas y sin miedo, dejarla que me lleve en silencio, mar adentro.

 

Quizás sea por ello que mis labios amordazados, no dejan aullar mis adentros.

Estoy cansada de avanzar reculando, pagando así la factura, por cada paso que avanzo.

Me gustaría que el paso dado, compense el retroceso.

Quizás es que siempre quiero más porque sí que compensa.

Quizás es que estoy cansada de pagarle a la Vida, cada momento feliz que ella me otorga.

Quizás también olvido con demasiada frecuencia, que soy feliz en mi isla de fuego y viento, rodeada de impresionantes volcanes, de lava, de mar, de magia, de mi Farero…

 

Ya el horizonte está anaranjeándose, acercándose el sol a aquella línea azul en la que siento, vuela mi corazón harto de que mis labios callen cuando mis adentros aúllen.

 

¡Miedo!

¡Miedo!

¡Miedo!

 

A volver a lo conocido.

A pelear de nuevo con la quimio y arañarle a la Vida más tiempo.

A pagar la factura de los meses vividos olvidando que eran solo unas cortas vacaciones que agrandaron también el mal que llevo dentro.

 

Toca volver a la realidad.

Toca

Toca

Toca

 

¿Toca?

 

El Golfo 27 de junio 2009

 

Comments 3 Comments »

 

Vivo en una isla y ésta es la primera vez que vengo a la playa después de 2 años de enfermedad.

Bueno, estoy más bien en una calita que me gusta más que la playa. Es más incómodo, dicen, porque no te puedes tumbar en la arena, no hay chiringuito con cervecita fresquita, ni gente a la que admirar o criticar…

Sin embargo hay inmensas lajas en las que me siento como en la arena, rodeadas de una inmensidad a la que solo te puedes entregar sin criticar.

 

¡Necesitaba Aire! Sonido de Mar y Viento… Algo que destapase la botella en la que se convirtió mi cabeza y dejase escapar tantos pensamientos que más, no caben ya..

 

No logro aquí, hablar de tu a tú cómo dicen.

Cierto es que lo hago a través de lo que aquí publico aunque hasta yo lo siento impersonal. Sin embargo nada más lejos de la realidad porque son reflexiones hechas desde mis huellas… Mis adentros.

 

También es cierto que he hecho un alto en la quimio… Un alto que ya se convierte en parón y que me tiene tanto alucinada como acojonada.

Cuando empecé mi tratamiento, los valores tumorales estaban en 140 ya era grado IV metastásico.

Después de casi dos años de tratamiento, hace 6 meses, paré estando a 20. Desde entonces, suben, suben y hoy rondan los 90,

 

Pero en estos 6 meses me pude ir de viaje dos veces, me creció el pelo aunque del todo no lo perdí, engordé allá donde una mujer necesita jejeje en fin, unos 6 kilitos que falta me hacían y disfruté (nunca lo suficiente) trayéndome conmigo, momentos imborrables

.

Una vez aquí, mi imaginación voló alto y mucho creé y pese a las cifras ¡Estoy cómo nunca! Me encuentro genial- Por lo demás mi analítica es perfecta, no me duele nada, tengo una energía impresionante…

Y sin embargo, desde hace un mes,  me asechan perturbadores pensamientos que se pelean entre sí cómo lo harían las Voces que uno lleva dentro:

“Tienes que volver a la quimio”

“¡Vaya gilipollez! Estoy de puta madre”

“Si… Pero esto sigue subiendo…”

“Ya pero aún así, ni un signo de alarma en mi termómetro interior”

“Ya… Pero estabas de lujo cuando te anunciaron que te tocó el gordo… Solo un dolor de espalda, fatiga… ¡El cáncer no duele! ¿Te acuerdas?”

 

Y así ando. Peleándose en mí esas Voces a las que aquí les dediqué una página.

 

Quizás el lío me viene de fuera… Se me juntaron muchas cosas poco positivas.

Últimamente tuve con una amiga, una fuerte discusión (que me pilló con las defensas emocionales bajas) y que todavía llevo en mi corazón.

Mi coche escachado…

Amigos que me achuchan para que retome la quimio…

Otros que “no opinan” delatándoles su mirada.

Otros se alegran… Callando lo que piensan.

Los optimistas confunden éstas vacaciones con que curada ya estoy:

“Se te ve tan bien. Es que la última vez que te vi me asusté” Y aquella vez me dijo ¡Que bien estás!

Se que es más complicado para los demás que para el que padece un cáncer. La gente en general no sabe cómo lidiar con ello. La sinceridad es la clave como para todo en la vida.

Y que nadie crea que me he olvidado de que lo tengo…

 

Por otra parte está Él.

Siempre está..

Es un amigo de esos de verdad, amigo del Alma, amigo de corazón. Este fin de semana no estaba muy allá. De pronto apareció al no saber de mí, rompiendo su más que lleno domingo, por pasarse tan solo sea 10 minutos y asegurarse que todo va bien. ¡Me emocionó!

Es un amigo incondicional que desde el principio siempre estuvo y lo que es más Grande para mí, es que siempre creyó en mí.

Abrazarle, es cómo abrazar a un árbol que te transmite toda su energía, su paz.

Es cómo tumbarse dentro del cráter de un volcán o nadar en la mar.

 

Ayer vi a mi oncólogo como cada 15 días y alucinado está como yo.

Así que aparto tanto negro pensamiento y sin olvidar que ando día a día en un terreno algo pantanoso e incierto, dejo que mi sexto sentido me siga susurrando la verdad y con ella, expectante, sigo en la lucha del ¡Vivir Viviendo!

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments No Comments »

curioso cementerio

curioso cementerio

Comments 2 Comments »

cementerio encantado... Dicen

cementerio encantado... Dicen

Comments No Comments »

Comments 4 Comments »

Sagrados para unos…

¡Malditos para otros! A los que no les gustaría estar, ni Vivos, ¡Ni muertos!… Sin embargo algunos, aceleran el día de su muerte, para antes llegar.

 

Están los cementerios de antaño, de pueblos pequeños cuyas tumbas ya nadie visita porque nadie recuerda quienes son esos muertos que centenarios son ya.

Cementerios abandonados donde ya solo esas lápidas verticales clavadas en la tierra en forma de arco con un nombre y dos fechas, te recuerdan que ahí, ya amén la Tierra yace, quién en su día gozó de Vida.

Lápidas que no están alineadas, ordenadas, delimitadas… Una aquí, otra allá. Algunas tapizadas de flores silvestres. Tumbas ¡Vivas entrañables! y al lado otras en las que sin razón ¡No crece ni un yerbajo! Tumbas muertas, áridas, resecas… ¿Por qué? Si comparten el mismo suelo, la misma lluvia, el mismo calor del sol, la misma caricia de la Luna, el mismo frío del alba…

¿Son sus muertos que hablan a través de la Vida que les cubre o la No Vida que les ahoga?

¿Será un reflejo de cómo eran en Vida?

 

Y están los cementerios “nuevos” que ¡Amordazan a sus muertos, encajonados, apilados en nichos superpuestos, donde la Tierra no existe… No habla. Calla a los muertos porque nada crece del hormigón. Son como edificios de cemento o mármol, parecidos a los que habitaron en vida…

¡Soledad! ¡Frialdad! Frío… ¡Mucho frío!

Por estos muertos, solo hablan las flores compradas y dejadas cada 1 de noviembre por los Vivos que los recuerdan. Porque una vez que ya no haya Vivo para recordarnos, nos desalojan para reemplazarnos por un nuevo muerto a quién le visite un Vivo. Los cementerios ¡Han de ser floridos!

En estos cementerios se siente el frío que nos hace tanto ¡Temer la Muerte!

 

Los cementerios con grandes escenarios cuyo telón perturbante, siempre se abre de noche…

Incluso cuando la Reina, es la Paz…

Otras veces, el Sacrilegio es el Rey…

A veces, los protagonistas son las Almas… Princesas vagando vestidas de blanco… O ¿Son visiones de los Vivos?

Y, a veces, son los Vivos que sacan a los muertos.

 

Cementerios…

 

Escenarios de Oscuro Morbo,de Miedos tan temidos cómo buscados.

 

¡Atraen los Cementerios!

Tanto a los Vivos, como a los Muertos…

Los Vivos que de noche necesitan perturbar a los Muertos, que a su vez fueron rezados de día, por devotos Vivos…

 

Cementerios…

 

El último hogar de los Vivos muertos, que puede resultar tan caro como el de los Vivos.

 

Descansad en Paz.

¿En Paz?

¿Cuánto tiempo?

Hasta el día que:

Te expropian

Te expulsan

Te desalojan para que otros ocupen tu lugar.

¿Cómo descansar en Paz después de Muertos?

¿Cuál es la solución?

 

La verdad es, que hasta morirse es un problema para los Vivos. Y no digamos para los Muertos.

 

Hace unos días oí en la Tele que hay un pueblo en cuyo cementerio ya no cabe ni un Alma más. Así que, en un pueblo más allá, construyeron uno nuevo.

Pues nadie quiere ser el primero en ser enterrado ahí. -¿Ser el primero en ser enterrado en un cementerio nuevo?- Decía una señora -¡Demasiada Soledad!

Da miedo estar solo- dicen los del pueblo.

Así que, ampliarán el de toda la vida aunque para ello, tengan que expropiar a los Vivos y en el nuevo, últimamente, cada noche, surge una chabola más. Si no vale para los Muertos, tendrán que aprovecharlos los Vivos sin hogar, que no temen el lugar y de él hacen su nuevo hogar.

 

En todas las religiones, las culturas, existe ese miedo a pasar el umbral de la muerte.

Los Aztecas se cubrían la cara con máscaras funerarias para no ser reconocidos en el más allá y no tener que saldar las deudas pendientes que dejaron atrás en Vida o no ser reconocidos por sus enemigos, al llegar.

 

Los egipcios entre otros, se rodeaban de sus más preciados objetos y “partían” rodeados de lujosas ofrendas para entregar a los Dioses al llegar. El ser humano, ¡Hasta Muerto, tira del chantaje!

 

Hay cientos de leyendas, de consejos de cómo es la mejor manera de presentarse ante esa nueva vida con el mejor traje de Muerto y alcanzar así la Gran Paz.

 

Pero hoy por hoy, lo que se baraja, es lo más barato…

Lo más barato, limpio y “ecológico”, es la incineración.

Claro que éste método es también problemático.

¿Dónde irán los Vivos a rezar a sus Muertos?

Porque tenemos necesidad de visitar a nuestros muertos, acercarnos a su tumba para sentirnos más cerca de ellos. Sabiéndolos ahí abajo sentimos que nos oyen. Necesitamos llevar a nuestros hijos, nuestros nietos, enseñarles donde están nuestros muertos. Es lo natural… Dicen.

Pero las cenizas suelen convertirse en el capricho de los Vivos… En lo alto de una repisa, de la chimenea o por el deseo del Muerto, esparcidas en algún lugar.

Hay Vivos que se pelean o se reparten las cenizas de sus Muertos y nadie logra ponerse de acuerdo con semejante “muerto”.

 

El caso es que, incinerados, no dejamos rastro ni ocupamos lugar en la tierra tan superpoblada ya de Vivos y Muertos.

Hemos saturado la Tierra. Nos vemos obligados a vivir unos encima de otros. Acaso ¿Vamos también a ocupar terreno una vez muertos?

 

Pero si te sigue tentando hacerlo, prepara tu bolsillo o ¡Ojo al desalojo! Si tus huellas quieres de por vida en la Tierra para que crezcan flores silvestres a tu alrededor… O no.

Con este panorama no me extraña que la gente se hipoteque dos veces. Para pagar la vivienda de la Vida y la de la Muerte.

 

Yo, no soy creyente pero me pregunto ¿Qué sienten los que en vida fueron instruidos en que polvo son y en polvo se convertirán? Si no nos dan tiempo para ello.

 

Y llegó el momento. ¿Y yo? ¿Qué quiero? ¿Tengo donde elegir?

Si el sueldo no nos llega para mantenernos Vivos ¡Cómo para gastarlo también en nuestra Muerte!

…. Eternamente, me gustaría regalar flores silvestres a los Vivos que pasados los años, ni sepan que se las regalo yo.

Pero como esto no puede ser, quiero volar desde lo alto de un volcán, sin lápida ni nombre, ni fechas… Qué vuelen mis cenizas desde aquel mágico lugar que elegí.

Y que allí, se arraigue de mí una Siempre Viva para que solo la Luna, mis hijos, mis contados amigos, familia y mi Farero, me sepan ahí, sintiéndome ¡Viva!

Porque mi deseo es que juntos, caven un agujero y amén la Tierra, en las entrañas de un volcán, planten una Siempre Viva y mi isla decidirá a través de ella, si seguiré Viva toda la Eternidad…

Si muere, que no se entristezcan quiénes la plantaron porque quizás es que me raptó mi Luna para llevarme de viaje con ella… Estaré en todas partes y allá donde ellos estén,  me verán brillar ahí arriba, siempre con mi * muy cerquita, volando entre volcanes en ésta, mi amada Tierra de Fuego, pedacito de Luna que mi corazón raptó.

 

Sophie

 

 

 

 

 

 

Comments 2 Comments »

Quiero aún creer

Que hay un mañana que redima todos mis ayeres perdidos.

Quiero aún creer

Que me quedan suficientes días para reconciliarme con la Vida vivida, descubriendo sin miedo el camino hacia la Muerte.

Y cada día

Le doy gracias a la Vida por mantenerse aferrada a mí, dándome el privilegio hoy, de saber Vivirla ¡Viviéndola!

Comments 4 Comments »

 

Meter la Marihuana en el saco con las demás drogas, no solo es una barbaridad sino además es entrar en la doble moral a la que tan acostumbrados nos tienen todos los gobiernos.

Hay algo en todo esto que no entiendo.

 

Resulta que tanto en Internet como por la calle, existen muchas tiendas exclusivamente dedicadas a la venta no solo de semillas sino de todo lo necesario para  plantar  Marihuana: semillas diversas, tierra, focos, tubos, para la plantación de interior “armarios”

 

Estas tiendas son absolutamente legales y puedes comprar sin problema alguno.

Sin embargo… Está prohibido plantar ya que tener plantas de Marihuana en casa es un delito. De ahí el cultivo escondido en armarios, de ahí, para mi, la doble moral. 

Por mucho que busco la cordura legal, no la encuentro.

 

Siguiendo con la no cordura, vamos a entrar en aquello que llaman:

La Marihuana de uso terapéutico.

Se han creado asociaciones de cultivos colectivos en las que, para participar o asociarse, haz de acreditar tu enfermedad crónica o terminal ya que la Marihuana que se planta es la que tiene más potencial terapéutico en cuanto a aliviar los efectos nocivos e indeseables de la quimioterapia  tales como nauseas, mareos, vómitos, falta de apetito, de sueño, ansiedad, dolores neuropáticos, migrañas y cómo no, miedo a la muerte así cómo para otras enfermedades.

 

Aunque los estatutos de estas asociaciones son legales, no se libran de recibir alguna vez, el mazo de la policía.

De nuevo la no cordura de la doble moral.

 

También hay infinidades de foros en los que participan médicos que no se ponen de acuerdo sobre el resultado real del uso terapéutico de esta planta para inclinarse hacia la legalización ya que dicen que no es 100% efectiva en todos los pacientes.

Y digo yo: ¿No pasa lo mismo con cualquier medicamento?

¿Es que no basta que alivie y proporcione calidad de vida aunque sea al 50/% de los pacientes para dejar de tocar las pelotas y aceptarla cómo una ayuda terapéutica más?

Si no es efectiva terapéuticamente hablando, entonces ¿Por qué se estudia y se crean medicamentos derivados de la Marihuana que puedes comprar en la farmacia?

 

El problema siempre es el mismo. Ante todo el dinero que esos laboratorios farmaceutícos dejarían de embolsarse y no digamos el propio gobierno. Por otra parte, las decisiones legales se toman desde los despachos por gente sana que ni se acerca a una unidad de oncología para indagar cuantos somos beneficiados por ésta planta sin olvidar que Marihuana no es = a porro. Infusiones, inhalaciones, leches, pasteles son utilizados por ejemplo en enfermos de cáncer de pulmón.

 

En conclusión ¿Qué habría que legalizar?

¿Solo la Marihuana con fines terapéuticos?

¿Por qué? Ya que cuando hoy compras semillas en una tienda, no te piden informes médicos que sin embargo si te es requerido por una asociación seria.

 

Todo ello para mí sigue siendo una doble moral…

Puedo pero no puedo.

Puedo comprar legalmente pero entro en la ilegalidad si planto y más si consumo.

 

Yo, entre tanta hipocresía decidí ya hace mucho, plantar sin esconderme de nadie. Y si las fuerzas de la autoridad llaman a mi puerta, puedo demostrar que tengo un cáncer metastático con tratamiento de por vida, que por ello cobro una pensión de incapacidad absoluta con lo que no vivo de mis plantas.

Claro está que no tengo más de cuatro ya que tomada de forma terapéutica, más, es innecesario.

 

Toda mi vida he consumido ésta planta con fines no terapéuticos y hoy, por primera vez, busco, dosifico yelijo la que es más recomendada y acertada para mi enfermedad ya que con ella he eliminado de mi botiquín las pastillas para abrir el apetito, frenar las nauseas, eliminar los vómitos, dormir y relajar la zona donde se halla mi tumor así cómo la parestesia provocada por el Oxiloplatino entre otras dolencias derivadas de la quimio.

¿No es suficiente motivo para poder utilizarla legalmente?

 

Cierto es, que cada uno se dosifica. Yo intento limitar mi consumo finalizado el día o la quimio.

 

Hemos llegado a una situación tan hipócrita con tan poco fundamento que hoy más que nunca, pido coherencia a quienes nos gobiernan.

No somos “unos tirados drogadictos”. Somos unos enfermos que buscamos una calidad de vida aceptable dentro de lo posible y si la Marihuana ayuda a conseguirlo ¿Quién tiene derecho a tirarnos piedras?

Que legalicen ya la Marihuana para  los fines que sean porque todos sabemos que ésta doble moral se nutre del dinero. Dinero que se dejarían de ganar a costa nuestra.

 

Sophie 20 de mayo 2009

 

Muy interesante y da que pensar:

 

Manual Médico De La Marihuana.

Editorial Rosenthal

Dr Tod Mikuriya y Dale Gieringer

 

 

Comments 2 Comments »