Aquel Anillo En El Pulgar…

La Geria 

 

Un Anillo En El Pulgar… 2004

 

En él dibujada una esferita negra desde donde parten a cada lado hendiduras en la plata, cómo olas de mar
Anillo testigo de una inmensa unión.
Pasó de su mano a la mía.
No nos volvimos a ver.

Yo…
Cuando algo deseo, lloro o me siento bien, aprieto ese anillo con fuerza en el pulgar
Cuando deseo tirar la toalla, me hace recordar que solo estoy pasando un bache y con renovada fuerza, siento de nuevo…

¡Qué llegaré y a su lado volveré!


Cuando el deseo me es insoportable…

Cierro los ojos, y con el pulgar acaricio mi cara, mi cuello, mis pechos, mis pezones, mi vientre, mi sexo y sintiendo ya no mi mano, sino la de él…

Me arranca un orgasmo que reconozco porque solo lo tuve con él.

Un anillo en el pulgar…

Que fumando en un descanso, miro con cariño y emoción.
A veces siento que esas hendiduras negras, son un profundo volcán, en cuya lava, grabado mi gozo está.

Un anillo en el pulgar…

Que me recuerda una playa donde la Lunabajó para bailar a la orillita de la mar…
Un último abrazo.
Al darse la vuelta para marcharse, él apretó fuerte mi mano y el anillo me entregó.

Un anillo en el pulgar…

Cuyo tamaño tuvo que ser reducido, para acoplarse a su nuevo hogar…
Y no parece extrañar su pulgar.

Ese anillo me recuerda que:
Yo no se donde empieza él…Él no sabe, donde acabo yo.

Un anillo en el pulgar

Que a veces miro extrañada dudando que aquello, con él viví.
“¿Lo viví?”
Aprieto fuerte el anillo cerrando los ojos
“¡Lo Viví joderrrr!”

Mirando mi anillo, pienso con emoción:
“Un anillo en el pulgar. ¡Lo que puede llegar a dar!”

Un anillo que se siente desnudo sin su pulgar
Un pulgar que se siente desnudo sin su anillo, cuando me lo he de quitar

Él a veces acaricia su pulgar vacío. Sonriente y feliz pensado:
“En su pulgar, un trozo de mí, se llevó”

 

 Con El Anillo Volvió, Y Lo Perdí… Marzo 2009

 

Y llegué… Mi Sueño alcancé…

Pero casi 5 años después de aquel abrazo en la playa, se perdió el Anillo.

O quizás

Lo perdí yo.

Todavía me lo pregunto.

 

Se sintió perdido

Lo se.

 

Llevaba una temporada sintiendo, con demasiada frecuencia, con temor y ansiedad, alborotarse mi corazón al buscarlo.

Siempre lo encontraba.

 

Al final, sentía que se había convertido en un malévolo juego rebosante de adrenalina, divertido, cómo cuando juegan los niños al escondite y se  buscan creyendo en la posibilidad de no encontrarse…

Siempre se encontraron.

 

Uno de los dos se cansó del juego.

Si me cansé yo primero, admito que admitirlo

¡Me cuesta!

 

Aunque quizás fue porque hoy… Me abrazo a Él.

 

No lloré.

Él, me enseñó que todo fluye.

Si algo perdemos, su razón tendrá…

Quién sabe en qué dedo andará.

 

A mi me gusta imaginármelo dentro de la cajita de  los tesoros de algún niño que lo encontró…

Si es que hoy en día, los niños siguen teniendo su cajita de tesoros…

 

O imaginármelo en el dedo de alguna jovencita mágica que abre sus alas a la Vida…

 

Pero…

Lo echo de menos.

¡Mucho!

 

Al perder peso, se deslizaba continuamente de mi pulgar y dejé de llevarlo por miedo a perderlo.

Nos reencontramos

Y nos perdimos.

 

Quizás fue porque hoy, me abrazo a Él.

 

Pero cuando Él no está…

¡Dios cuanto echo de menos mi anillo en el pulgar!

 

Aracne

.

 



2 Responses to “Aquel Anillo En El Pulgar…”

  1.   farero Says:

    pues estoy seguro que si se perdio fue por algo… pero no dudes que igual se perdio para volver a aparecer en el momento justo y darte de nuevo toda su energia… quien dice que no? además… estoy seguro que el te llevara mas cosas que te daran de energia y magia… anillo seguro que fue especial. algo increible al leer tu primer relato… y queda el recuerdo,,, eso es que el regalo fue bueno… pero mira, por lo que dices, el regalo era para sentirlo cuando el estaba lejos. ahora no tienes el anillo… pero tienes su abrazo!!

  2.   sophie Says:

    No Farero, ésta vez no aparecerá ya que he puesto la casa patas arriba para pintarla y se que se perdió pero tienes razón. Hoy me abrazo a él, acaricio su piel, huelo su olor y me queda aquel imborrable recuerdo…
    Pero ¿Sabes? Aún lloro por no tenerlo en mi pulgar

    Sophie

Leave a Reply