Hoy, siento mis pies.

Durante casi dos años mis pies se convirtieron en bloques de hormigón.

Pesados, dolorosos, insensiblemente sensibles.

 

Hoy siento mis manos.

Revivieron antes que mis pies aunque tuve que dejar de hacer aquella artesanía con objetos diminutos que no sentía y perdía por el camino.

 

Dejé de ponerme aquellos pendientes que se cierran detrás de la oreja introduciendo esa pequeña esferita que tiene ese agujerito tan pequeñito. Jejjeje no me acuerdo del nombre.

Siempre terminaba a cuatro patas buscándola.

Por causa del Oxiloplatino, mis manos no solo no sentían sino lo que sentían eran dedos acorchados, con una sensibilidad alterada, disminuida pero a su vez aumentada, desconocida y desagradable con hormigueos, adormecimiento, hinchazón llegando a provocarme hasta dolor, falseando el sentir.

La ducha, el baño de mar se convirtieron en tortura.

Vi poco a poco  mis placeres tornarse en desagradables experiencias.

Se suele recobrar alrededor del 70% y lo que no se recobra en 2 años sin tratamiento, no se vuelve a regenerar.

 

El cáncer de colón como todos, tiene adjudicado un protocólogo bien definido.

Es decir una serie de “sueros quimioterápicos” que se administran según el cáncer a tratar. En resumidas cuentas cada cáncer lleva el mismo tratamiento con leves diferencias. Luego depende bien hacer del oncólogo para alterar, variar, añadir o quitar según qué “droga”.

 

La queja que más se oye en la sala de espera de la consulta de oncología es la falta de información.

 

“Me han dicho que me darán quimio” “¿Me van a ingresar?”

“¿Duele?”

“¿Cómo se toma?”

“¿Se me caerá el pelo?”

“Me han dicho que me pondrán un catéter sin anestesia” “¿Duele mucho?”

“¿Por qué no me inyectan en la vena?”

Etc… etc… etc…

 

Y ustedes pensarán: “¿Y por qué no hacen esas preguntas en la consulta?”

 

La primera consulta es la peor.

Casi siempre es cuando te enteras de lo que realmente tienes.

Te quedas de piedra. Sin habla. Muda.

Aterrorizada pensando que es imposible. Que aquello es un mal sueño.

Y al salir, es cuando se agolpan todas aquellas preguntas que no hiciste pero no volverás a ver al oncólogo hasta dentro de 15 o 21 días entonces llega la angustia, se juntan los peores fantasmas de lo que te va a pasar hasta que preguntas a las enfermeras o pacientes si te da tiempo a ello. Si no, vas descubriéndolo por ti misma.

 

El problema es el de siempre. Lo que para nosotros es la primera vez, para el oncólogo es la milésima vez y se olvidan que no entendemos de catéteres, quimios ni nada que se le parezca.

 

El responsable de que se te caiga el pelo es un solo “suero” que se suele administrar sobretodo a las pacientes con cáncer de pecho.

Nunca me quedé calva pero no me lo dijeron. Solo perdí un 70% de pelo en la segunda fase. (Cada fase dura 14 sesiones, unos 7 meses)

 

Hoy, después de casi 10 meses sin tratamiento, rememoro todo lo vivido por motivos bien concretos.

Siempre dije que en todo este tiempo no me he olvidado de mi enfermedad. ¿Cómo me voy a olvidar si me tiene cogida por los ovarios de por vida?

Necesitaba este descanso. Nadie puede imaginar cuanto.

Que me arriesgué es cierto pero hoy no me arrepiento de ninguna decisión tomada. Hoy como se suele decir, que me quiten lo vivido, soñado, bailado, andado.

Y siempre dije que más que a las cifras de los valores tumorales, seguiría mi termómetro interior y mientras que yo sintiese que estaba divina de la muerte, sin tratamiento seguiría pero también que cuando ese termómetro me indicara que algo va mal, lo diría y tomaría las actuaciones pertinentes.

 

La verdad es que de alguna manera, uno logra acallar esos avisitos recurriendo a muchas cosas como de alguna manera dije cuando escribí mi relación con mi Okupa.

También es cierto que hasta que no lo verbalizas es como si lo mantuvieses oculto.

Quiero decir que difícil es decir “No estoy bien”

A mi Farero que es mi confidente, mi amigo, mi buena y mágica estrella, hace un par de días, cómo siempre que algo me ronda en la cabeza y no logra salir por mi boca, se lo dije y hablamos de ello.

 

Y hoy no solo lo dije en el hospital sino que lo digo aquí. “Algo va mal. No estoy bien.”

Y me hace bien articular éstas palabras.

 

Quizás a partir de ahora, Sophie hablará más de cáncer.

Ya dije en otra ocasión que muchas veces uno solo es veraz cuando el dolor circula por las venas. He intentado lidiar con ese okupa que llevo dentro.

He aguantado el tipo casi 10 meses sin tratamiento, viviendo a tope.

Desde hace 15 días he comprendido que se derrumbó el pacto

Hay que pasar al acto.

 

No oculto aquí que a veces siento que he fracasado.

Otras que he sobrevivido.

Algunas pocas, que no quiero luchar más.

Retornar a lo conocido, lo vivido, lo sufrido, me aterra, no lo voy a negar. Pero quién me conoce sabe que a lo largo de mi vida he salido de pozos muy profundos a base de tesón. Y no pienso darle a este hijo de puta ni la más remota ilusión que tiene la partida ganada porque voy a por él con las pilas cargadas a mil, con el convencimiento que le va a costar asumir la ostia que le voy a meter en breve.

 

20 días después de escribir esto, ha empezado el “traitrai” de médicos, pruebas, cirujanos, protocólogos oncológicos. El viernes me ponen el catéter… El miércoles empiezo.

 

Pero hasta entonces, quiero quedarme con lo vivido el 12 de septiembre día de Romería, día de peregrinaje. Anduve unos 20 kilómetros ataviada de romera como miles de personas más. Y eso señores, no me lo quita ni Dios!

 

Así que me despido con aires romeros, con magia conejera, con ilusión de andar, bailar, cantar, reír retornando el año que viene, y soñar que seguiré por mucho tiempo viviendo ¡Viviendo!



2 Responses to “Muerte Al Okupa”

  1.   poesia Says:

    Buenas tardes y un saludo, pues que decirte, que tienes un blog lleno de vida,entusiasmo,optimismo e ilusión…que sin conocerte desprendes positivismo y fuerza y que nunca, pero nunca pierdas esa sonrisa, llegarás lejos.
    Sabes transmitir y compartir y es un lujo seguirte.Asi que mucho ánimo y todo recto.
    Con tu permiso un besazo.

  2.   farero Says:

    Ayyy mi araña Sophie. No te imaginas como estoy después de haber leido.. tus palabras me han llevado también a mi pasado reciente… no tanto como el tuyo pero reciente. Mira alguna vez te lo dije pero yo tambien espero que llegue el dia de empezar.. es algo que tienes ahí dentro y sabes que puede pasar, muchas veces pienso como hare esto al volver con la quimio… es cierto una vez que llega el cancer siempre estara en tu mente,,, no se va.
    Pero mira uuuuffff no se como decirlo, la verdad es que no se,,, no me sale lo que te quiero decir!!!
    Pero mira cuando lei esto:

    “Y no pienso darle a este hijo de puta ni la más remota ilusión que tiene la partida ganada porque voy a por él con las pilas cargadas a mil, con el convencimiento que le va a costar asumir la ostia que le voy a meter en breve”

    Dios casi lloro Sophie… no te puedes imaginar que ganas tenia yo de oirte decir eso… yo te lo decía, te lo repetia, lo creia de verdad pero necesitaba oirlo de tu boca. Y uuuffffff joder que subidon me ha dado. Se que nunca te dejaras vencer… se que eres increíblemente fuerte. Y jajajjajaja tus palabras también me dan fuerzas a mi para seguir… apoyando, mimando, y sobretodo volando a tu lado!!
    Y mi niña cuando lei esta parte

    “Así que me despido con aires romeros, con magia conejera, con ilusión de andar, bailar, cantar, reír retornando el año que viene, y soñar que seguiré por mucho tiempo viviendo ¡Viviendo”

    Pues ya si llore de verdad!! sabes? Me emocione… como me gusto leerte… romera mia este es un envio a la vida con dos cojones y no vamos de farol que tenemos en cinco de oros y el tres de bastos,,, y con eso mi niña nunca se pierde una partida de envite canario!!!
    Porque después de haberte leido estoy convencido de que en esta mano de la ronda llevas un “caracolin y de reyes” la partida tiene muchas manos y es larga… pero esta mano la ganas seguro. Y yo estaré ahí para verlo!!!
    Me gustas araña de hierro!!

Leave a Reply